Mensajeros de Paz

Lo que Dios Quiera Cuando Dios Quiera

San José,

Amoroso esposo de María Santísima;
alcánzanos del Cielo
las gracias que necesitamos tanto,
para que este corazón de piedra
se transforme en un corazón de carne, capaz de amar sin condiciones
y trabajar por la paz sin cansancios, muriendo a la propia voluntad
y cargando el yugo de cada día,
con la alegría propia
de quien cree en la promesa
de la eterna bienaventuranza en el Cielo.
Amén

-->
-->