Mensajeros de Paz

Lo que Dios Quiera Cuando Dios Quiera

Formación

En todos los campos de la vida, debemos estar lo mayormente preparados para poder enfrentar los retos del camino. La vida consagrada no es la excepción. Por eso como Mensajeros de Paz nos tomamos esto en serio, sabiendo que son herramientas que nos ayudan para alcanzar la salvación y ser muy santos.

  1. Aspirantado: sin ser una etapa formal, es un tiempo donde el interesado se acerca a la comunidad y nos visita durante unas semanas para orar con nosotros y hacer lo que nosotros hacemos. Durante este tiempo entra a la vida comunitaria como uno más de la casa, para que tenga una experiencia real de la vida comunitaria.
  2. Postulantado: es la primera etapa formal. Tiene duración de 9 meses a 1 año. Donde se nivelan y fortalecen las bases humanas y cristianas. Portan un uniforme que consta de una camisa y pantalón de color negro, sandalias y crucifijo.
  3. Pre-noviciado: es la segunda etapa formal de la formación. Tiene duración de 1 año. Se trabaja en el paso de la tan necesaria piedad a la búsqueda y construcción de la propia espiritualidad, orientados por el ejemplo y la vida de los santos. Visten una camisa negra con capucha, pantalón del mismo color, crucifijo y sandalias.
  4. Noviciado: es la etapa más importante de la formación. Tiene duración de 1 año y dependiendo el proceso 2 años. Es la etapa que hemos llamado carismática. Se profundiza en el carisma que el Espíritu Santo ha derramado en la comunidad y se prepara concienzudamente para profesar los votos de pobreza, obediencia y castidad. Empiezan a vestir el hábito y se les da el nombre religioso.
  5. Profesión temporal: ya se empieza a formar parte de la comunidad. Se renueva por 5 veces la profesión temporal y se inicia la formación académica.
  6. Profesión solemne: La comunidad a partir de la 3 renovación puede llamar a cualquier hermano a profesar perpetuamente o esperar a que se cumplan los tiempos establecidos para la profesión solemne. Es tiempo de formación permanente. Usan anillo como símbolo de fidelidad y compromiso a la comunidad y a la Iglesia y una cruz de madera en el pecho.