Vivencia de la cuaresma.

La cuaresma es un tiempo fuerte dentro de la liturgia católica, es un tiempo especial para el arrepentimiento y la conversión de corazón, a través de la continua meditación de la pasión de nuestro Señor Jesucristo, es un tiempo para preguntarse cómo va el camino espiritual tanto personal y como es proyectado hacia los demás.
Por lo tanto la cuaresma es un tiempo especial para todos los hermanos de la comunidad, porque es un tiempo de preparación para celebrar los misterios de la pasión muerte y resurrección de nuestro Señor Jesucristo, por eso es un tiempo propicio para la meditación, el silencio, la oración, el ayuno y los sacrificios.
Vivir la cuaresma en comunidad es vivenciar de un modo más profundo el sacrificio que hizo nuestro Señor Jesucristo por todos y cada uno de nosotros y que nos invita a salir de nosotros para sacrificarnos por los demás, imitando el amor de Jesús.


Copyright ©