Somos una Comunidad religiosa que nace para colaborar en la obra vocacional de los Ministros Sagrados desde el ejercicio del sacerdocio y la vida religiosa en santidad, a partir de la vida mística. Participando y manejando las obras de la fundación PACEM IN TERRIS, cuya sede se encuentra en Villa de Leyva, Boyacá, Colombia.

Nuestros  Fundadores :

Monseñor Luis Alfonso de María Mesa Rincón MdP, y el Excelentísimo Señor Robert J. Carlson, Arzobispo de Saint Louis, MO, USA.

Monseñores

Nació en Minneapolis, Minnesota. Durante la escuela secundaria, estudió con los Hermanos Cristianos y jugó al fútbol. Estudió en St. Pablo Seminario, desde donde obtuvo el grado de Bachiller en Filosofía en 1966. Fue ordenado al sacerdocio el 23 de mayo de 1970. Obtuvo una Maestría en Divinidad del Seminario St. Paul en 1976, y una Licenciatura de Derecho Canónico de la Universidad Católica de América en 1979. Se desempeñó como pastor, juez en el tribunal Arquidiocesano, director de la Oficina de Vocaciones y canciller de las curia en la Arquidiócesis de St. Paul y Minneapolis .También trabajo en la Universidad de Santo Tomás, donde fue capellán. El 19 de noviembre de 1983, fue nombrado obispo auxiliar de St. Paul y Minneapolis y Obispo titular de Avioccala por el Papa Juan Pablo II. Recibió su consagración episcopal el 11 de enero de 1984 del Arzobispo John Roach. Eligió en su sede episcopal el lema: Ante Crucem Nihil Defensionis , es decir, Antes de la Cruz no hay defensa. Fue Obispo de Sioux Falls, Saginaw y ahora es Arzobispo de San Luis (MO).

Monseñor

El carisma que el Espíritu Santo, en un desborde de amor, ha hecho surgir en el seno de la Iglesia, y que el corazón generoso y maternal de Nuestra Señora de Guadalupe concede a sus hijos MENSAJEROS DE PAZ, es: Contribuir con nuestra Santa Madre Iglesia en su obra salvífica, con sacerdotes y religiosos, configurando sus corazones con el sacerdocio real de nuestro señor Jesucristo, a través de la oración por la paz, adoración diaria a Jesús sacramentado, renovación espiritual, dirección espiritual, obras y ayuda a los más necesitados, que los llevará por el camino de la santidad y la perfección..

Carisma

Nuestros Pilares de fé

Nuestra espiritualidad es Cristocéntrica, Mariana, Eclesial, marcada muy especialmente por la experiencia de todos aquellos que durante su vida obedecieron la voluntad de Dios.

Jesucristo Sacramentado


Somos conscientes de la presencia real del Cuerpo y Sangre, Alma y Divinidad de nuestro Señor Jesucristo en las sagradas especies de la Eucaristía. Que el sacramento eucarístico es el alimento para nuestra alma para sostenernos en el transcurso en este mundo

Nuestra Señora de Guadalupe


(Fiesta 12 de diciembre) Es una advocación mariana de la Iglesia católica cuya imagen tiene su principal centro de culto en la Basílica de Guadalupe, en el norte de la Ciudad de México. Mensajera de Paz , Madre, Patrona, Ejemplo, Guía y Maestra.

San Juan Diego

Tributamos una especial veneración a: San Juan Diego Fiesta: 9 de diciembre Canonizado el 31 de Julio del 2002 por S.S. Juan Pablo II, durante su 5ta visita a México,En espíritu de pobreza y de vida humilde Juan Diego recorrió el camino de la santidad, dedicando mucho de su tiempo a la oración, a la contemplación y a la penitencia

San Juan XXIII


(11 de octubre) En su célebre encíclica Pacem in terris propuso a creyentes y no creyentes el Evangelio como camino para llegar al bien fundamental de la paz. En efecto, estaba convencido de que el Espíritu de Dios hace oír de algún modo su voz a todo hombre de buena voluntad.

San Juan Pablo II


(22 de octubre) “La violencia jamás resuelve los conflictos, ni siquiera disminuye sus consecuencias dramáticas”. “¡Hombres y mujeres del tercer milenio! Dejadme que os repita: ¡abrid el corazón a Cristo crucificado y resucitado, que viene ofreciendo la paz! Donde entra Cristo resucitado, con Él entra la verdadera paz” Juan Pablo II

Santa Teresa de Calcuta










(5 de septiembre)
"La paz comienza con una sonrisa" "El fruto del silencio es la oración. El fruto de la oración es la fe. El fruto de la fe es el amor. El fruto del amor es el servicio. El fruto del servicio es la paz." Sor Teresa de Calcuta